Sé miembro


En Gracia sobre Gracia sabemos que la verdadera adoración a Dios implica una vida comprometida a Él, queremos enseñarte y orientarte para que puedas formar parte de aquellos que, viviendo como discípulos de Jesús, adoran a Dios con sus vidas. Por eso queremos compartir contigo los diferentes niveles de compromiso dentro de nuestra iglesia a fin de que puedas ser parte de nosotros:




Gracia Sobre Gracia | Niveles de Compromiso



Asistentes: Son todos los que asisten regularmente a las reuniones congregacionales entre semana para adorar a Dios y ser ministrados por medio de su Palabra.

Sus responsabilidades son comunes a todos:

  • Participar activamente en la liturgia
  • Obedecer a la Palabra
  • Mantener comunión en armonía con los demás creyentes
  • Ofrendar regularmente para el sostenimiento de la obra

Sus privilegios son comunes a todos:

  • Solicitar consejería bíblica para ellos o su familia
  • Participar del discipulado a través del proceso de crecimiento que la iglesia ofrece



Miembros: Son los creyentes que han cumplido con los requisitos de membresía formal que la iglesia ofrece a todos los asistentes, habiéndola solicitado previamente.

Además de cumplir con las responsabilidades comunes éstos deben:

  • Colaborar en el cuidado de la iglesia local
  • Discipularse semanalmente
  • Ofrendar de manera particular y periódica

Además de gozar los privilegios comunes, los miembros reciben:

  • Cuido espiritual individual a través de grupos de discipulado
  • Llamados a colaborar en las actividades que Gracia sobre Gracia realiza en el año



Siervos: son todos aquellos miembros que, habiendo solicitado y cumplido los requisitos formales, sirven a través de los distintos ministerios que tenemos para edificación del cuerpo de Cristo.

Además de cumplir con las responsabilidades de los Miembros, estos deben:

  • Capacitarse formalmente en las instituciones bíblicas y teológicas que Gracia sobre Gracia El Salvador ha instituido
  • Asistir a todas las reuniones convocadas por el ministerio al cual pertenece
  • Dar el testimonio de una vida piadosa

Además de gozar los privilegios de Miembros los Siervos reciben:

  • Cuido espiritual por parte de un Pastor Asociado o Diácono de la iglesia para ellos y sus familias
  • Ministran al pueblo de Dios a través del uso de sus dones
  • Son capacitados formalmente durante el año para el desarrollo de su ministerio
  • Tienen la oportunidad de ser discipuladores de otros creyentes
  • Tienen la oportunidad de ser consejeros bíblicos para la iglesia
  • Colaboran en el mantenimiento de la salud de la iglesia local
  • Participan de las reuniones extraordinarias que el Pastor General convoca para ministración de Pastores Asociados, Diáconos y Siervos
  • Tienen la oportunidad de ser convocados a participar en futuros proyectos de la iglesia



Diáconos: Son los “siervos” que, habiendo cumplido con los requisitos formales y bíblicos para ser diácono, son llamados a liderar algún ministerio de la iglesia.

Además de cumplir con las responsabilidades de “Siervos”, los pastores y diáconos habiendo concluido sus estudios teológicos formales, los talleres de consejería bíblica y habiendo dado testimonio de poder proclamar, aconsejar y enseñar deben de liderar ministerios inspirando y exhortando el ejercicio obediente y piadoso de quienes ahí sirven siendo ejemplo de ellos, deben:

  • Cumplir con fiel llamado de Dios según la naturaleza del ministerio encomendado
  • Deben de cuidar pastoralmente a los siervos
  • Deben de asistir a las reuniones de cuidado espiritual con el Pastor General

Además de gozar los privilegios de “Siervos” tienen acceso a:

  • Ser cuidados directamente por el Pastor General
  • participar de la reunión de planificación anual de la iglesia
  • Cuidar a Siervos del Señor
  • Ser capacitados en todo aquello que sea necesario para el ejercicio piadoso ministerial, incluyendo la oportunidad de ser apoyados por la iglesia para continuar sus estudios teológicos de postgrado, y predicar a la iglesia local cuando el Pastor General así lo haya considerado previa oración a Dios.



Si aún no eres miembro y quieres realizar su proceso de membresía puedes iniciarlo con el
formulario a continuación:






Iniciar Membresía

* Todos los campos son requeridos